Identificar a las personas o grupos sociales en situación de vulneribidad, a fin de crear mecanismos e instrumentos para su protección jurídica, en el respeto a su dignidad humana y consecuentemente en el establecimiento de sus máximos derechos fundamentales.